Literatura

 Solo mi boca


 

No te acaricie la luna ni el viento ni el alba,
solo mi boca,
la humedad de mis sueños,
mis palabras que crecen oyendo tu voz inocente,
el ímpetu y el fruto de tu piel morena.

Desde la tierra donde crecieron tus ojos
hasta tus manos hechas para mí
por la esperanza
eres el motivo fiel de mi deseo:
en tu cintura implanto de nuevo la ternura.

Quizá tu no sabías,
alma mía,
que desde antes de amarte
el frenesí de tus besos
se quedo en el corazón de mi boca
y fui como un vagabundo por tu alma
hasta que la fragancia extraviada de tu amor
me mostro un paisaje de besos y palabras.

Contacto

Mensaje enviado!.
Error!. Inténtelo más tarde
Error Email!. Campo obligatorio
Error Comentario!. Campo obligatorio
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, conideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui.